Sistemas de fidelización

Uno de los objetivos principales de cualquier negocio es conseguir un número de clientes habituales que escojan su establecimiento o producto frente a la competencia. Para ello, una de las estrategias que los negocios llevan a cabo son los llamados sistemas de fidelización, que premian a los clientes de diferentes formas para mantener la preferencia respecto a su marca.

Los sistemas de fidelización ofrecen descuentos, ofertas exclusivas o puntos de regalo para sus clientes, de modo que se premia el consumo en su establecimiento.

¿Cómo ganan dinero los consumidores? De dos formas muy sencillas, comprando y recomendando. En primer lugar, los consumidores reciben una devolución en efectivo del importe de sus compras, no en vales de compra o similares, de modo que pueden gastar el dinero devuelto en cualquier otro establecimiento… o ahorrarlo para sus futuras vacaciones, o cualquier otra inversión. En segundo lugar, también obtienen dinero en efectivo por las compras realizadas por las personas a las que han recomendado los establecimientos o productos que suelen comparar.

Es decir, por realizar las actividades que venimos llevando a cabo habitualmente, comprar y recomendar, los clientes reciben un beneficio económico y, lo más interesante, estos ingresos extra son crecientes e ilimitados, a medida que nuestras recomendaciones van creciendo progresivamente de forma natural.

¿Cómo ganan dinero los negocios? También es sencillo, aumentando exponencialmente su número de clientes fidelizados y reduciendo los costes en marketing y publicidad: el sistema de afiliación hace ese trabajo por ellos de una forma mucho más eficiente.

Pero aún hay una forma de ingresos extra para los negocios nada despreciable. Los negocios pueden afiliar a sus clientes de forma gratuita, obteniendo un beneficio de las compras realizadas por ellos en establecimientos diferentes al suyo. Es decir, el negocio también contribuye a la fidelización dentro de un sistema en el que todos ganan.

A cambio el negocio proporciona un descuento mínimo del 4% que se redistribuye dentro del sistema y constituye el beneficio de todos los que participan en él.

 

Leave a reply